¡¡Pero… ¡¡Si comenzó ayer!!

Muchas veces, las personas acuden a los quiroprácticos con algún nivel de disfunción o algunos síntomas graves y nos dicen que no entienden de dónde provienen, que solo han tenido una leve caída, se han inclinado para hacer una pequeña tarea o han tenido un problema menor.

Pero, a menudo olvidan los muchos pequeños resbalones, los malos movimientos o las caídas que han tenido, las muchas formas en que su cuerpo no ha podido hacer frente a las largas horas de estar sentado, a la fatiga mental o los meses y años de malos hábitos, que se acumulan con el tiempo. Hasta que ese último, pequeño resbalón, mal movimiento o leve caída sea demasiado para el cuerpo. Hasta que, el cuerpo ahora está abrumado y ya no puede hacer frente.

Y, ahora, suena la alarma, ahora los síntomas están ahí, para decirnos que paremos, que nos tomemos un descanso, para darle al cuerpo la oportunidad de sanar. Y cambiar la forma en que vivimos nuestras vidas.

Después de años y años de acumulación de malos hábitos, de años y años de daños menores, que una última vez, agacharse para recoger algún objeto, o tener un pequeño resbalón o caída es demasiado. El cuerpo está abrumado. Y grita alarmado, para llamar nuestra atención, para que cambiemos la forma en que vivimos nuestras vidas. Para que tengamos un futuro diferente.

De esa manera, el daño se ha ido acumulando durante años, y esto no «comenzó ayer”.

De esa manera, los síntomas son una alarma bienvenida, para poner nuestras vidas en una trayectoria diferente.

Y eso es exactamente lo que la Quiropráctica está aquí para hacer: Ayudarte a cambiar tu futuro.

¿Cómo afecta una subluxación?

Afectan la capacidad de tu cuerpo de adaptarse a su entorno, su capacidad de curar y de funcionar de manera óptima, no permitiéndote disfrutar tu vida al máximo.

Las subluxaciones y nuestro estilo de vida suelen estar relacionadas.

Si no las corregimos, las subluxaciones empeoran, y en consecuencia nuestra salud.

Si se corrigen y además te mostramos maneras de evitarlas en el futuro, probablemente:

  • Te sentirás mejor
  • Prevendrás problemas futuros
  • Influirás en el proceso de envejecimiento
  • Tendrás mejor calidad de vida

Las subluxaciones son causadas por nuestra incapacidad de asimilar tres tipos de estrés en nuestra vida: estrés físico, mental-emocional y químico.

¡Las subluxaciones son un problema DE SALUD Y VITALIDAD y no un problema de espalda!

Alergias y primavera

Alergias y primavera Quiropractico

Son muchos los estudios científicos que demuestran los beneficios de los ajustes quiroprácticos para equilibrar la función del sistema nervioso.

También son muchos los casos de pacientes que presentan mejoras en la reducción de los síntomas de alergia cuando reciben ajustes quiroprácticos de manera regular.

La medicina tradicional recomendaría mantenerse alejado de los alérgenos. Y cuando esto no sea posible, recetará antihistamínicos, corticoides u otros, que impiden de manera artificial que el cuerpo produzca histamina, causante de los síntomas de alergia. Actuando únicamente sobre el síntoma, y no en la causa.

Según el planteamiento quiropráctico, la causa nace en una alteración del sistema nervioso, que es el responsable de controlar y coordinar todas las funciones vitales del cuerpo. Una interferencia en el sistema nervioso, una subluxación, puede resultar en una reducción de la capacidad del cuerpo de luchar contra los alérgenos.

Se ha encontrado que el tratamiento quiropráctico es muy efectivo para aliviar los síntomas de alergia e incluso detener las alergias en su origen.

Reduce la gravedad de los síntomas de alergia, así como la frecuencia de aparición.

Efectos secundarios

Efectos secundarios de la quiropráctica

Es posible que hayas visto los anuncios de medicamentos dónde enumeran  los efectos secundarios sobre imágenes de gente feliz disfrutando de sus nuevas vidas libres de síntomas.

Buen intento, pero cada vez son más los que se dan cuenta de los peligros de la «vida mejor a través de la química.»

En realidad, en lugar de “efectos secundarios” que, casi suenan como algo sin importancia, el término más correcto sería «efectos no deseados» o «efectos inesperados.» Cada fármaco tiene una larga lista de efectos no deseados. Y algunos de estos efectos “secundarios” ¡son incluso peores que el síntoma para el cual el medicamento fue diseñado!

El cuidado quiropráctico tiene efectos secundarios también, pero la gran diferencia es que en gran parte son efectos positivos. Éstos son algunos de los más comunes que hemos escuchado de los pacientes:

  • Mejor equilibrio. Mejora de la coordinación con menos caídas.
  • Mejora el sueño. Es más fácil conciliar el sueño y permanecer dormido.
  • Más energía. Una mayor vitalidad, fuerza y resistencia.
  • Reducción del estrés y una mayor sensación de calma.
  • Salud en general. Menos resfriados y mayor bienestar.

¿Por qué tres veces por semana?

3 veces por semana Quiropráctica Barcelona

Cuando los pacientes comienzan el cuidado quiropráctico, a menudo (no siempre) recomendamos tres visitas por semana durante varias semanas o más. A menudo me preguntan cómo determinamos esta frecuencia de visitas. Hacer la recomendación más efectiva es una combinación de conocimiento, estudio, experiencia y habilidades de observación.

Un error común es que un hueso espinal está «fuera de lugar» y que la energía del ajuste quiropráctico «pone el hueso de nuevo» en su posición correcta. No exactamente. Si eso fuera cierto, ¡sólo necesitaríamos un ajuste! (ajuste es el movimiento de poner en su lugar la vértebra desplazada). En cambio, un ajuste quiropráctico aplica una fuerza precisa en el momento y lugar adecuados para ayudar al cuerpo a «enderezarse» a sí mismo. Sólo tu cuerpo sabe dónde colocar exactamente una vértebra en particular. Mi trabajo es suministrar la energía que tu cuerpo puede usar para ayudar a normalizar el movimiento y la posición de un mal funcionamiento de la articulación espinal interfiriendo con la función de tu sistema nervioso.

Entonces, ¿por qué tres veces a la semana? Hemos encontrado esta frecuencia, especialmente al comienzo del cuidado Quiropráctico para llevar a un equilibrar la repetición necesaria con el fin de establecer un patrón espinal nuevo y saludable con las preocupaciones prácticas de integrar la quiropráctica en una vida ocupada. Tres veces a la semana parece producir los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Yoga: ¡el mejor amigo de la quiropráctica!

Yoga y Quiropráctica Barcelona

La quiropráctica y el yoga se encuentran «alrededor de la espalda», por así decirlo, y cada uno reconoce que una columna vertebral sana y alineada conduce a una mejor salud. Como ya sabemos, liberar las energías de la columna permite que los centros superiores del cerebro controlen mejor el cuerpo. Los órganos del cuerpo se benefician y se mejora su función interna.

Tanto el yoga como la quiropráctica reconocen la enfermedad como un proceso de desequilibrio. Buscan reequilibrar y mantener la homeostasis, ya que ambos se basan en una visión holística del universo. Tanto la quiropráctica como el yoga se pueden integrar para mejorar clínicamente la salud y el bienestar.

A menudo sugerimos técnicas de relajación y concentración mental del yoga para mejorar la capacidad de los atletas para aprender a sumergirse profundamente en sí mismos y encontrar la causa de sus desequilibrios, dolor o tensión, así como para aumentar su paz y armonía internas.

Ambas disciplinas son miembros fundadores de la revolución del bienestar que se extiende a través de la atención médica, cada una con mucho que ofrecer.

Una razón más para la quiropráctica temprana

Quiropráctica Temprana Pura Vida Barcelona

Los huesos de tu hijo continúan creciendo hasta los 20 años. En ambos extremos de la mayoría de los huesos hay un material de cartílago llamado «placa de crecimiento». Así es como crece el hueso, desde cada extremo. La lesión de la placa de crecimiento representa quizás un tercio de los incidentes de trauma esquelético que involucran a niños.

Las fuerzas que solo desgarrarían los ligamentos y dislocarían las articulaciones en adultos pueden dañar las placas de crecimiento en un niño, ya que las articulaciones y los ligamentos son de dos a cinco veces más fuertes que las placas de crecimiento.

Pero hay buenas noticias: el diagnóstico temprano y la atención quiropráctica pediátrica a menudo pueden prevenir una alteración significativa del crecimiento y una deformidad ósea permanente.

«Comenzamos con una evaluación cuidadosa y exhaustiva de la columna vertebral de su hijo», dice el Dr. Boyce. «Después de explicar nuestros hallazgos, utilizamos ajustes quiroprácticos específicos adaptados a la edad, el tamaño y el problema de salud único de su hijo».

Los recién nacidos, los bebés y los niños pequeños solo requieren ajustes muy ligeros con la punta de los dedos. A menudo, no se necesita más presión de la que usaría para probar la madurez de un tomate.

Si tiene un hijo o un nieto, programe una cita para un chequeo quiropráctico hoy en nuestro Centro Quiropráctico Pura Vida. Permítanos detectar y reducir los pequeños problemas antes de que se conviertan en los problemas crónicos difíciles de corregir que vemos en los adultos.

¿Cómo podemos evitar las subluxaciones?

Imagen de como evitar malos hábitos Quiropráctico

En el mundo actual estamos siendo constantemente bombardeados por estrés físico, químico y emocional. Cuando nos encontramos cargados de estos tipos de estrés, nuestro cuerpo pierde su capacidad de adaptación provocando subluxaciones vertebrales.

Puedes evitar las subluxaciones al reducir estos tipos de estrés conocidos como las tres “T”.

TOXINAS: Un exceso de estrés químico, incluyendo la cafeína, el alcohol, la nicotina y la deshidratación.

TRAUMA: El estrés físico, que consiste en movimientos de repetición, mala postura, trabajo físico, malos gestos al levantar pesos, juegos y deportes duros.

TENSIÓN: El estrés emocional provocado por el trabajo, las relaciones, las preocupaciones y la familia.

Estos tipos de estrés pueden desencadenar subluxaciones y molestias como dolor de cuello, dolor de espalda, dolor de cabeza, etc.

Es altamente aconsejable acudir a un quiropráctico. Los ajustes quiroprácticos corrigen dichas subluxaciones, así tu cuerpo puede curarse y funcionar a niveles más altos.

¿En qué consiste una subluxación y como afecta a la salud?

Imagen subluxación Quiropráctico Barcelona

Es la desalineación de una o más de las 24 vertebras de la columna que causa una alteración en la función de los nervios e interfiere en la transmisión de datos nerviosos entre el cerebro y el resto del cuerpo (impulsos mentales). Como resultado se genera el decaimiento de la habilidad innata del cuerpo para expresar su máximo potencial de salud. Pueden presentarse síntomas comunes como dolor cervical y dolor lumbar, dolor de ciático, contracturas, etc.

Los quiroprácticos no tratan la enfermedad ni los síntomas, sino que corrigen las subluxaciones vertebrales, permitiendo que el cuerpo pueda curarse a sí mismo.

Cuando la función del sistema nervioso es inferior al 100% de sus posibilidades, la salud tampoco estará al 100% de sus posibilidades.

¿En qué consiste un ajuste y cuanto tiempo dura?

Ajuste quiropráctico Badalona

Un ajuste quiropráctico es una aplicación de fuerza específica en la columna vertebral que el quiropráctico realiza utilizando sus manos, o con la ayuda de un instrumento, para corregir la subluxación vertebral.

El quiropráctico ha sido formado ampliamente y está capacitado para realizar ajustes. Una vez que la subluxación ha sido detectada, se realiza el ajuste quiropráctico que puede durar unos minutos. Sin embargo, su cuerpo continuará cambiando y adaptándose durante meses después del ajuste.

Al recibir ajustes quiroprácticos regularmente, usted estará más preparado para experimentar y vivir la vida al máximo de sus posibilidades.
Sólo se realizan los ajustes necesarios durante cada visita, ya que demasiada estimulación puede confundir al cuerpo e inhibir su eficacia.