Testimonio de Elena

Decidí probar la quiropráctica finalmente tras no solucionarse mis problemas de espalda y cervicales por otros medios. Resultados desde el primer mes, dolor muy puntual y esporádico (llevaba 2 años crónico, 24/7). Rectificación postural, puedo hacer actividades y movimientos que antes hubieran sido imposible, mejor estado de ánimo…

En poco más de medio año he mejorado muchísimo. Además trato encantador y cualquier duda o consulta que tengas miran de resolverla (en mi caso se añadieron problemas con las rodillas y tras hablarlo con Boyce, el quiropráctico, decidimos tratarlas y genial).

Sin duda lo recomiendo. Encantada con ellos.

Elena

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.