Tus sistema inmunológico continúa aprendiendo

Imagen cartel sistema inmunológico Quiropráctica Pura Vida

¿Sabías que tu cuerpo está compuesto por muchas más bacterias y virus que células humanas? ¡Eres, literalmente, un ecosistema para caminar!

Y es tu increíble sistema inmunológico el que tiene el trabajo de determinar qué es bueno y qué es malo.

El sistema inmunológico hace un trabajo tan bueno la mayor parte del tiempo que solo pensamos en ello cuando las cosas van mal. Pero para hacerlo, nuestro sistema inmunológico debe aprender constantemente.

Ya hemos hablado de las diferentes partes del sistema inmunológico que trabajan juntas para brindarte una protección increíble. Recuerda, existe una parte (tu inmunidad innata) que se ocupa de la mayoría de las infecciones, eliminándolas en horas o días. Estas células utilizan características generales para reconocer lo que no eres tú y deshacerse de él. Luego, está tu inmunidad adaptativa. Estas células son muy específicas para una bacteria o virus. Por ejemplo, una célula adaptativa puede reconocer solo el virus de la gripe, mientras que otra puede reconocer el virus de la varicela.

Cuando las células inmunes adaptativas reconocen a un invasor, se replican y forman un ejército para matarlo. Este proceso tan especializado puede llevar una semana la primera vez que nos infecta un nuevo invasor. Si estamos expuestos a un virus de la gripe por primera vez, por ejemplo, solo se activan una pequeña cantidad de células adaptativas que pueden reconocer aleatoriamente los virus de la gripe para eliminar la infección, por lo que se necesita tiempo para combatirla.

Pero entonces sucede algo asombroso. Después de que se elimina un invasor, las células adaptativas que lo reconocieron se mantienen como «células de memoria» especializadas. Si volvemos a ver al mismo invasor, esas células pueden responder mucho más rápido.

Así es como aprende el sistema inmunológico adaptativo.

Nuestro sistema inmunológico siempre está aprendiendo. Solíamos pensar que las células inmunes innatas no podían aprender; que trataron a cada invasor de la misma manera cada vez. Pero nueva evidencia sugiere que las respuestas innatas se modifican por infecciones previas y también por aprendizaje.

Y esto tiene un impacto generalizado en nuestro sistema inmunológico.

De hecho, esto significa que una infección por un invasor puede provocar cambios en la forma en que el sistema inmunológico se enfrenta a un invasor completamente diferente. (En contraste, el aprendizaje adaptativo conduce a una protección muy específica contra la infección repetida por el mismo invasor).

Por ejemplo, se ha visto que en ratones, una infección por el virus del herpes puede ayudar al sistema inmunológico a aprender cómo protegerse de infecciones bacterianas completamente diferentes. En lugar de responder de la misma manera a todos los invasores, el aprendizaje innato mejora nuestras respuestas inmunológicas basadas en experiencias anteriores. Este es un aprendizaje asombroso.

La evidencia reciente también sugiere que la capacidad de nuestro sistema inmunológico para aprender se ve fuertemente afectada por las cosas que elegimos hacer, como lo que comemos, si nos movemos y hacemos ejercicio, nuestro estado mental, nuestro estilo de vida y nuestro entorno.

¡Esto es increíble! No estamos atascados con el sistema inmunológico que heredamos; las investigaciones muestran que las respuestas inmunitarias están determinadas por lo que haces y por tu exposición a virus y bacterias durante toda tu vida. Cada vez que está expuesto, tu sistema inmunológico aprende, tu sistema inmunológico recuerda, y se vuelve más fuerte y mejor preparado para ayudarte a mantenerte lo más saludable posible. Y tu cuerpo ha aprendido a hacer esto durante millones de años.

Esto nos da una gran esperanza de que podemos mejorar la inmunidad y afectar nuestro propio nivel de salud, a través de cambios en el estilo de vida y nuestro medio ambiente.

¿No es increíble tu cuerpo?

La pregunta que nos hacemos, como quiroprácticos, es: ¿qué ayudará a que tu sistema inmunológico esté en su mejor momento? Es tu cerebro y tu sistema nervioso los que controlan tu sistema inmunológico y todo tu cuerpo.

 Es por eso que hacemos lo que hacemos: ayudar a tu cerebro y sistema nervioso a hacer su trabajo de la mejor manera, para que puedas estar en tu mejor momento, durante todo la vida.

Si tienes un miembro de la familia que no ha sido revisado por un tiempo, este podría ser el momento perfecto.   

Dc. Nimrod – Quiropráctico Pura Vida Badalona

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *