Una razón más para la quiropráctica temprana

Quiropráctica Temprana Pura Vida Barcelona

Los huesos de tu hijo continúan creciendo hasta los 20 años. En ambos extremos de la mayoría de los huesos hay un material de cartílago llamado «placa de crecimiento». Así es como crece el hueso, desde cada extremo. La lesión de la placa de crecimiento representa quizás un tercio de los incidentes de trauma esquelético que involucran a niños.

Las fuerzas que solo desgarrarían los ligamentos y dislocarían las articulaciones en adultos pueden dañar las placas de crecimiento en un niño, ya que las articulaciones y los ligamentos son de dos a cinco veces más fuertes que las placas de crecimiento.

Pero hay buenas noticias: el diagnóstico temprano y la atención quiropráctica pediátrica a menudo pueden prevenir una alteración significativa del crecimiento y una deformidad ósea permanente.

«Comenzamos con una evaluación cuidadosa y exhaustiva de la columna vertebral de su hijo», dice el Dr. Boyce. «Después de explicar nuestros hallazgos, utilizamos ajustes quiroprácticos específicos adaptados a la edad, el tamaño y el problema de salud único de su hijo».

Los recién nacidos, los bebés y los niños pequeños solo requieren ajustes muy ligeros con la punta de los dedos. A menudo, no se necesita más presión de la que usaría para probar la madurez de un tomate.

Si tiene un hijo o un nieto, programe una cita para un chequeo quiropráctico hoy en nuestro Centro Quiropráctico Pura Vida. Permítanos detectar y reducir los pequeños problemas antes de que se conviertan en los problemas crónicos difíciles de corregir que vemos en los adultos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.