¿Hay que aplicar frío o calor en una lesión?

¿Hay que aplicar frío o calor en una lesión?

Una pregunta que los pacientes nos realizan con mucha frecuencia en la consulta es cuándo hay que aplicar calor o hielo a una lesión.

¿La regla básica?

El hielo es para las lesiones, el calor es para los músculos.

Hielo

El hielo se utiliza para reducir el dolor, el enrojecimiento y la inflamación después de una lesión, como un esguince, distensión muscular u otras lesiones de los tejidos blandos.

En general, es aconsejable que se aplique hielo durante períodos de 20 minutos, de cuatro a seis veces durante las primeras 48 horas. No apliques el hielo directamente sobre la piel; coloca un trapo entre el hielo y la piel. La aplicación de hielo directamente sobre la piel o abusar de su uso puede conllevar más daños. Otra cosa que puede acelerar la curación es poner en alto el miembro.

Calor

El calor se utiliza para ayudar a aliviar los dolores musculares y la rigidez de cuello o el dolor en la parte baja de la espalda. El calor tiende a calmar los espasmos musculares, permitiendo que los músculos se relajen. Recuerda que la temperatura no debe ser excesiva, ya que podría ocasionar un aumento de la inflamación y el dolor.

¿Calor húmedo o seco?

Hay gente a la que les encantan las compresas o baños calientes para aliviar el dolor, mientras que otros usan mantas eléctricas. La elección de una u otra depende de usted, aunque el dc Boyce puede recomendarte cuál es más adecuada según sus circunstancias.

¿Aún tienes dudas? Visítenos para que le demos la respuesta que estás buscando, estamos aquí para ayudarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *