El perdón: un regalo a ti mismo Pura Vida

El perdón: un regalo a ti mismo

Prácticamente todas las religiones reconocen los beneficios del perdón en la salud. Aun así, muchos de nosotros caminamos por ahí con la ira o el resentimiento por la forma en que otros nos han tratado en el pasado. Justificamos estos sentimientos porque nos han hecho daño.

Pero aferrándonos a estos sentimientos nos lastimamos más de lo que lo hizo la persona en cuestión.

Mantener tu ira viva no sólo consume mucha energía, es como beber veneno con la esperanza de hacer daño a otra persona.

Perdonar a los demás no significa aceptar un comportamiento inaceptable. Perdonar no es excusar a alguien de las acciones inexcusables. Perdonar es para nosotros mismos. El perdón es una manera de seguir adelante por lo que el dolor ya no controla tus experiencias ni interacciona con las demás personas del futuro.

Resulta muy saludable crear una lista de todas las personas de tu vida hacia las que tienes un resentimiento. Luego, tomarse un poco de tiempo para visualizar a cada uno y perdonarles. El objetivo es perdonar a todos por todo. Es el acto que da rienda suelta a la verdadera libertad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *