El dolor no es realmente el problema!

Imagen de el dolor y la quiropráctica

Puede empezar como una molestia menor. Un pequeño dolor que ignoras, pensando que desaparecerá. Y tal vez lo hace por un tiempo

Entonces vuelve…y peor que antes.

Ahora el dolor grita, “¡Mira aquí! ¡Préstame atención!”

Tal vez corres hacia la consulta de tu doctor, o a tu botiquín para conseguir algo para el dolor.

Tal vez funcione y el dolor remita, así que crees que la medicina hizo desaparecer el dolor…

Pero el dolor vuelve con ganas de vengarse! De repente no te puedes ni mover:

¿Por qué?

Se ignora el dolor cuando solo era un dolor sordo. Enmascaras el dolor con una pastilla, pero la pastilla no es la solución a la causa del dolor; solo hace que el dolor se marche.

El dolor es el sistema de alerta de tu cuerpo.

Esta allí para protegerte – te dice que pares, cambies o evites algo.

El cuidado quiropráctico aborda la causa del dolor – a menudo un problema espinal subyacente – con seguridad y naturalidad. Muchas personas vienen a nuestra consulta con dolor de cuello y espalda. Pero el dolor no es nuestro objetivo principal. Lo es restaurar la integridad del sistema nervioso. Porque cuando mejora el funcionamiento del sistema nervioso, se restablece la capacidad auto curativa del cuerpo. Se alivia el dolor. Naturalmente.

¿Tu cuerpo está tratando de decirte algo?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.