La Danza de los Radicales Libres

Imagina una pista de baile en la que algunas parejas se están moviendo al ritmo de la música. Luego, un bailarín sin pareja entra al salón, toma la pareja de otro dejando a alguien sin pareja.

Este bailarín solitario de repente hace lo mismo con otra pareja, creando una reacción en cadena de bailarines sin pareja en la pista.

Cuando las moléculas (radicales libres) en nuestro cuerpo hacen esto, se llama estrés oxidativo. Los radicales libres son moléculas a las que les falta un electrón. Cuando hay muchos radicales libres en nuestro cuerpo, esto resulta en una salud débil.

Hay dos estrategias que pueden reducir el daño causado por los radicales libres:

Reducir la exposición – Eliminar la exposición a ozono, pesticidas y humo de tabaco, y reducir el consumo de alcohol y azúcar.

Incrementar los antioxidantes – Alimentos como las uvas, los arándanos, las nueces, los vegetales verde oscuro, las raíces, los frijoles y el pescado pueden neutralizar los radicales libres.

Con tantas cosas dentro de nuestro cuerpo, necesitamos un equilibrio. Un cierto número de radicales libres y un número adecuado de antioxidantes para mantenerlos controlados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *