EL PESCADO PREVIENE LA GRASA

Ahora hay cada vez más evidencia de que los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado pueden reducir las enfermedades del corazón. En particular, comer pescado aparentemente reduce los depósitos de grasa en las paredes arteriales.

Un estudio reciente que se hizo con 223 pacientes cardíacos es revelador. Un grupo recibió un concentrado de aceite de pescado y otro tomó un placebo. Luego de dos años, los investigadores compararon los resultados de los dos grupos. No solo los que tomaron el aceite tuvieron menos problemas cardíacos sino que sus imágenes del corazón mostraron el doble de mejoría que el grupo del placebo.

Los pescados con mayor concentración de Omega-3 son el Salmón, la caballa, el arenque y la trucha. Si eres vegetariano, puedes sustituir el pescado con una pequeña cantidad de aceite de lino.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *